Swipe to the left

Consejos para aumentar la intensidad en los entrenamientos

Consejos para aumentar la intensidad en los entrenamientos
20 de mayo de 2019 145 visualización

a intensidad se define como el grado de esfuerzo o energía con la que se realiza una acción durante un tiempo determinado. Esta es muy importante a la hora de realizar un entrenamiento semanal de calidad.

Si el ejercicio que se realiza es excesivamente suave, el músculo no recibirá la intensidad que necesita para conseguir los resultados esperados. Hay que tener en cuenta que cada cuerpo puede resistir un ritmo diferente, por ese motivo los entrenamientos deben ser progresivos y adaptados a las características y necesidades de quien se está entrenando.

La clave está en encontrar una intensidad que pueda equilibrarse con la cantidad de peso que puede ser levantada, pues lo que suele ocurrir es que al aumentar la intensidad se reduce la cantidad de repeticiones.

Para conseguir un aumento en la intensidad de los entrenamientos, sin modificar ni disminuir la rutina, existen una serie de ejercicios complementarios. Al aumentar se consigue llevar al cuerpo a un estado de máximo rendimiento, mejorando el metabolismo y obteniendo resultados visibles mucho más rápido. Este nivel está hecho para deportistas que ya llevan tiempo realizando duros entrenamientos. El motivo es que cada uno debe conocer muy bien sus límites para saber dónde está su punto de inflexión.

Actividades para un entrenamiento más intenso

Existe una serie de actividades o trucos que pueden realizarse durante los entrenamientos para aumentar la intensidad y llevar al cuerpo hasta su máximo rendimiento. A continuación analizaremos las más eficaces y sencillas de hacer:

1. La rutina Tabata

Tabata es una formación avanzada de rutinas de entrenamiento estructurada por intervalos. Está diseñada para llevar el cuerpo al límite en menos de 5 minutos. En ella se realizan ejercicios de alta intensidad y luego se descansa 20 segundos, así de manera consecutiva hasta finalizar la tabla de entrenamiento que agrupa entre 8 y 10 repeticiones.

Es una rutina de entrenamiento muy popular que se realiza regularmente en los gimnasios para ayudar a motivar a los usuarios y a mejorar su metabolismo.

2. Aumentar los ritmos

Si por norma el entrenamiento de un grupo de series está programado para ser realizado entre 20 o 30 minutos a un ritmo constante, ahora se hacen rondas en las que se entrena un grupo en alta intensidad durante un corto periodo y se descansa un minuto, luego se sigue consecutivamente con las demás series.

3. Realizar sprints

Cuando se está realizando una sesión de running y se quieren mejorar los resultados, lo mejor es aumentar la intensidad realizando pequeños sprints a lo largo de la jornada. Es decir, corriendo a toda velocidad y con toda la potencia de los músculos durante 30 segundos, descansando 1 minuto y volverlo a hacer, así hasta haber completado el tiempo de entrenamiento.

4. Añadir ejercicios de salto

Saltar a la comba es un ejercicio de alto impacto y exige la utilización unísona y óptima de todos los músculos del cuerpo. Su práctica continua y rápida conseguirá llevar al organismo al extremo, que es lo que se está buscando en esta ocasión. Mantener este estado, durante un minuto al menos, favorecerá el aumento de la intensidad en el entrenamiento y a la quema de calorías, que se incrementará al doble.

5. Activarse en los descansos

Los usuarios, cuando están realizando las diferentes series en la sala de máquinas, realizan descansos de uno o dos minutos entre un cambio y otro. Si lo que se desea es aumentar la intensidad, es aconsejable introducir algo de ejercicio cardiovascular en medio de los descansos, como subirse a una bicicleta estática o a la cinta de correr. De esta forma el cuerpo no bajará el ritmo cardíaco en ningún momento.

En nuestra página web encontrarás la mejor equipación técnica para realizar tus entrenamientos.